Cuba – Mayelín González

Cuba – Mayelín González

Tanto mi esposo como yo estamos muy agradecidos con Dios por las oportunidades que Él nos ha dado para servirle. A finales del año pasado, los líderes de la iglesia en la cual hemos estado sirviendo estos últimos años como pastores de jóvenes, invitaron a mi esposo a servir como pastor principal de la iglesia. Mi esposo aceptó y desde entonces hemos sentido la presencia de Dios ante el reto que esto significa para nosotros y para nuestros hijos. Los líderes y la congregación han estado apoyando los cambios que mi esposo ha estado implementando. Nuestro mayor énfasis ha sido la proclamación del Evangelio en formas evidentes en la ciudad de Moa. Navidad, año nuevo, semana santa, son fechas importantes para movilizar a los creyentes e invitar a amigos y familiares que no conocen a Cristo a los eventos evangelísticos que como iglesia organizamos. Durante semana santa organizamos una representación de la pasión de Cristo durante el día sábado. El evento duró toda la noche y concluyó con un culto de victoria el domingo en la mañana. A pesar de la lluvia mucha gente asistió y varios abrieron su corazón a Jesucristo.

La nueva responsabilidad pastoral que ejerce mi esposo ha traído ciertos retos a nuestra familia. Sin embargo estamos convencidos de que ha sido Dios quien nos ha llamado a servirle para ensenar su Palabra y para ser un ejemplo como familia. Agradeceremos mucho sus oraciones para que Dios nos continúe usando para impactar la ciudad de Moa con el poder de la Palabra de Dios.

Con respecto al ministerio radial, Dios nos permitió la oportunidad de viajar a la cuidad de Habana, junto con el director de nuestros ministerio, para visitar a algunos radioescuchas. Lamentablemente la mayoría de las personas que visitamos no se encontraban en casa a la hora de la visita, o bien éstas ya se han mudado a otras regiones. Una de las personas que teníamos en la lista era Gloria. Ella es una creyente la cual escuchaba nuestros programas fielmente. Hace cinco años la visitamos por primera vez. Durante esta segunda visita su esposo fue quien nos recibió. Una vez que estábamos la sala de su casa, con una profunda tristeza en su rostro, nos compartió que ella pasó a la presencia del Señor hace un par de años.

Mayelín y Aníbal orando con el esposo de Gloria

El dolor de la separación era evidente en el rostro de este hombre. Tuvimos la oportunidad de compartir algunos pasajes bíblicos y de orar con él. Conforme nos despedíamos, él nos compartió que nuestra visita le había traído mucho ánimo a su corazón.  Nos fuimos de este lugar con la certeza de que la Palabra de Dios había sido eficaz para la necesidad de este hombre. Esta visita nos ayuda a recordar que hay mucha gente en toda Cuba que necesita escuchar palabras de aliento. Dado a que nuestros programas están llegando a todas las provincias, nuestra oración es que la semilla del Evangelio, la cual está siendo sembrada en los corazones, resulte en la salvación de muchas almas. 

Como parte de nuestro esfuerzo de dar seguimiento a los radio escuchas, tuvimos una entrevista con el representante de otro ministerio evangelístico. Ambos coincidimos que los cambios que se están dando en la isla deben de ser aprovechados para expandir las Buenas Nuevas de salvación. Por lo tanto decidimos desarrollar estrategias de colaboración mutuas no solo para que mas gente escuche el Evangelio, sino también para ayudar a los creyentes a crecer en sus vidas espirituales.

Dinos tu opinión

catorce + 8 =