Conoce a un oyente en Perú y el testimonio que nos dejó al final de sus días

Conoce a un oyente en Perú y el testimonio que nos dejó al final de sus días

Mi esposa y yo estamos agradecidos al Señor por el constante incremento en el número de emisoras que transmiten nuestros programas. Junto con el aumento en el número de estaciones viene la responsabilidad de supervisar que los CD están llegando a las emisoras, y que estas continúan transmitiéndolos. Este es un trabajo constante y difícil, ya que estamos teniendo más de 200 estaciones en nuestra base de datos y la mayoría de estas están retiradas de donde vivimos. Sin embargo estoy tratando de establecer una estrategia con la ayuda de los creyentes comprometidos con el Evangelio que viven en regiones distantes. Lo que hago es solicitar a estos hermanos que monitoreen la transmisión de los programas. Con el apoyo de varios hermanos he eliminado algunas estaciones que ya no están transmitiendo los programas. Para no reducir el número de emisoras estoy promoviendo el ministerio en distintos eventos a los cuales me invitan a predicar. A principios de año me invitaron a una conferencia importante de pastores para compartir la Palabra de Dios. Fue alentador ver a pastores que a pesar de su edad y sus circunstancias, se mantienen fieles en la obra del Señor. Conforme di a conocer el propósito de nuestros programas, varios pastores mostraron interés y expresaron su deseo de utilizarlos para seguir expandiendo el Evangelio y para ayudar a otros creyentes a crecer en su vida espiritual.

Noventa por ciento de estos pastores están sirviendo en pequeños poblados alejados de las grandes

Misionero René Hurtado predicado la Palabra en conferencia de pastores

Misionero Rene Hurtado predicando la Palabra en conferencia de pastores

ciudades, por lo tanto, para ellos es difícil tener acceso a los materiales de evangelización. Una necesidad específica de que la mayoría de los pastores expresaron es el contar con material evangelístico para personas que sólo hablan quechua. Este es uno de los proyectos que estamos orando y que deseamos alcanzar en un futuro cercano.

Algo que trae aliento a nuestro ministerio es cuando llegamos a conocer personas que han sido impactadas por el ministerio radial. Vidas han sido transformadas y utilizadas por el Señor para alcanzar a otros con el Evangelio. Ese fue el caso de Tito. El era un joven que desde hace varios años luchó con un grave problema en los riñones. Como resultado de su condición física la depresión y el enojo le condujo a un profundo resentimiento en contra de Dios. Pero un día fue tocado con el poder del Espíritu Santo, y se entregó al Señor. Durante la última etapa de su vida, su amor al Señor fue completo y nuestros programas le ayudaron a crecer en su vida espiritual. Hace dos años, cuando nuestro ministerio llevo a cabo su conferencia misionera en Lima, Perú, Tito quiso viajar a Lima para conocer personalmente a Cornelio Rivera. Tristemente, durante este tiempo se enfrentó a una crisis física y no pudo llevar a cabo su deseo Cornelio. En sus propias palabras: “Fue una decepción no poder reunirme con el predicador que me ha ayudado a crecer espiritualmente”.

Hace unos meses Tito fue llevado a la presencia del Señor. El día en que falleció él estaba en su trabajo y tuvo la oportunidad de compartir de Cristo con una anciana que era su vecina. Pocos minutos después de que terminó su conversación con esta señora Tito tuvo un derrame cerebral. Dos horas más tarde falleció. Qué bendición el saber que la última cosa que este creyente hizo antes de morir fue el compartir el plan de salvación de Dios con una señora que necesitaba oír acerca de Cristo.

Dinos tu opinión

cuatro × 4 =