Creyente testifica que entre la frontera de Uruguay y Argentina se escuchan fielmente las enseñanzas por Cornelio Rivera

Creyente testifica que entre la frontera de Uruguay y Argentina se escuchan fielmente las enseñanzas por Cornelio Rivera

Durante el primer trimestre del año he visitado doce estaciones radiales. Aunque ninguno de estas aceptó transmitir los programas, gracias a Dios logré recuperar tres estaciones que habían cancelado su transmisión. A veces es algo frustrante el viajar varios kilómetros para presentar nuestros programas, sólo para descubrir que la única estación radial en la ciudad es tan sólo una repetidora. Ese fue el caso hace unos meses cuando viajé a la ciudad de Santa Rosa. Los empleados me dijeron que a pesar de que el material era bueno, ellos no podían hacer nada al respecto. Les dejé algunos CDs y les animé a escucharlos. El pastor de una iglesia local que me llevó a la estación de radio me dijo que le gustaría utilizar los programas todos los domingos con un altavoz en un mercado local. También me invitó para que volviera para organizar un alcance evangelístico para los niños. Toledo, otra ciudad ubicada a 22 millas de Montevideo, cuenta con dos estaciones de radio comunitarias. Al visitar el dueño de estas estaciones, me dijo que el desafortunadamente no pueden transmitir material religioso en este tipo de emisoras. Sin embargo, dijo que estaba interesado en tener los programas para su uso personal. Así que le di varios CDs con nuestros programas confiando en que pronto él pueda tener una relación personal con Cristo.

Hace unos meses fui invitado a impartir un taller enfocado evangelización para niños. Esto se llevó a cabo en la ciudad de Colón, en la frontera con Argentina. ¡Alabado sea el Señor, veinticuatro jóvenes asistieron a este evento! Después del curso este grupo tuvo la oportunidad de aplicar lo aprendido, ya que fuimos a un parque local. En este lugar ellos llevaron a cabo distintas actividades evangelísticas y once niños aceptaron a Cristo como su salvador personal. La iglesia local se hará cargo de darles seguimiento a los niños y a sus familias. Después de este evento, visité otras dos iglesias para alentarlos a patrocinar los programas en las emisoras radiales locales. Un creyente que asiste a una de estas iglesias me dijo que están utilizando nuestros materiales en una estación radial al otro lado de la frontera, y que una gran cantidad de oyentes escuchan fielmente las enseñanzas bíblicas ofrecidas por Cornelio Rivera. Fue un gran estímulo el saber que la Palabra está llegando a los corazones de la gente en la frontera de tanto de Uruguay como de Argentina.

Dinos tu opinión

cuatro + 14 =