La familia Golcher de Guatemala se unió a nuestro ministerio el año pasado y comparte el progreso realizado y la desafiante experiencia en su país

La familia Golcher de Guatemala se unió a nuestro ministerio el año pasado y comparte el progreso realizado y la desafiante experiencia en su país

Durante los últimos cinco años como familia hemos estado involucrados en el planteamiento de una iglesia en el pueblo de Quetzaltenango. Ha sido un grandioso privilegio ver a individuos y familias viniendo al conocimiento del Señor y ayudarles a crecer en sus vidas espiritual ahora que se han convertido en miembros de la familia de Dios. Este año Dios abrió una oportunidad más amplia de servirle ya que a mi esposa y a mí fuimos invitados a ser misioneros con El Camino de la Vida. Bajo la convicción que la radio es una poderosa herramienta para alcanzar a muchos con el mensaje de salvación, mi primera responsabilidad ha sido confirmar que las estaciones de radio incluidas en nuestra base de datos se mantienen transmitiendo nuestros programas. Durante estos meses, he podido visitar 16 emisoras y gloria sea al Señor que los propietarios de las estaciones han acordado mantener la transmisión. Esta tarea ha sido un poco retante, porque he tenido que invertir horas contactando a los propietarios a través del teléfono y emails. En la mayoría de los casos, he tenido que viajar a diferentes regiones y siempre el Señor ha prosperado mis caminos. Tengo claro que la meta cada mes es incrementar el número de estaciones que transmitan los programas. Con esto en mente, he visitado 21 estaciones de radio que nunca han escuchado los programas y gracias al Señor cinco de estas han aceptado las transmisiones.

Apreciaría sus oraciones específicamente por “Radio Ixi”, una estación que aceptó ambos programas en Santa María Nebaj, en la región de “El Quiché”. Los pueblos de San Gaspar Chajúl y San Juan Cotzal junto con esta ciudad son conocidos como el “Triángulo Ixil”. Durante los 80s el ejército perpetró el genocidio en contra de cientos de indígenas de esta región bajo la excusa de que estaban dando apoyo a la guerrilla. Por lo que, muchas personas huyeron de aquí a otras regiones. Durante la década de los 90s estas comunidades trataron de reunir a las familias que estaban dispersas. La religión tradicional con su sincretismo junto con las tradiciones mayas establecieron una base firme en esta región. Aunque las agencias misioneras y denominaciones evangélicas han extendido la proclamación del Evangelio, la verdad es que muchas personas en esta área están caminando en la oscuridad, cegados por las tradiciones que representan un gran valor a sus antecedentes culturales, pero los mantienen lejos del verdadero conocimiento de Dios. La población de esta superficie es de 125,000 y aunque hay estaciones cristianas, la verdad es que hay muy pocos programas con una explicación sólida del Evangelio, y con un planteamiento coherente de la Palabra de Dios. Nuestra oración es que mucha gente se de cuenta de su necesidad de Jesús y que los que ya lo conocen como su Salvador personal alimenten su vida espiritual a través de la exposición de la Palabra con nuestros programas.

Dinos tu opinión

9 + siete =