Muchas personas en Bolivia consideran que las filosofías humanistas resolverán los problemas que están afectando a la sociedad

Muchas personas en Bolivia consideran que las filosofías humanistas resolverán los problemas que están afectando a la sociedad

Un evento oficial organizado por el gobierno a principios de este año, tomó lugar en Tiahuanacu, una famosa región conocida por las ruinas Incas. Entre muchos aspectos relacionados con el propósito oficial de este evento, uno de los más resaltantes fue el ritual y una serie de sacrificios presentados durante la actividad. Quizás para los representantes de gobiernos extranjeros, la ceremonia indígenas llevada a cabo durante los eventos oficiales, no fueron más que simples expresiones culturales. Pero para el pueblo de Bolivia, este evento reflejó un fuerte reforzamiento y el regreso a la adoración de las deidades prehispánicas. Por otro lado, algo que se está convirtiendo en algo muy común es considerar que las filosofías humanistas son la solución a los problemas que están afectando a la sociedad en cada nivel. Finalmente, la religión tradicional que fue establecida por los españoles, está tratando de reavivar la devoción de muchos bolivianos que han perdido interés en las tradiciones católicas. A la luz de estas realidades que están tomando lugar en Bolivia, como ministerio estamos profundamente comprometidos en llevar la verdad del Evangelio a tantas personas como nos sea posible en este país. Algunos meses atrás, nuestro misionero Pedro Salces viajó a la región de Sinahota, situada a 200 millas al este de Santa Cruz. Por décadas, esta parte del país ha sido muy conocida por las extensas plantaciones de coca. Mientras viajaba, tuvo la oportunidad de visitar cuatro poblados pequeños, y gracias al Señor tres estaciones acordaron transmitir nuestros programas. También contactó a cuatro pastores; y todos ellos mostraron una gran disposición para promocionar los programas en estaciones radiales. En el pueblo de Ivirgarsama, Pedro trató de contactar al propietario de la estación que estaba transmitiendo los programas, pero lamentablemente la estación había cerrada. Mientras estaba en busca de otra estación, visitó una pequeña iglesia, en donde fue recibido por el Pastor de ésta. Después de una breve conversación, el pastor le solicitó los programas para patrocinarlos en una emisora local. También solicitó material adicional para promover los programas con pastores en regiones cercanas. Gracias a estos nuevos contactos el Evangelio está siendo transmitido a través de 135 estaciones de radio. Nuestra oración es que muchos puedan venir al conocimiento del único Dios vivo y depositen su confianza en Cristo.

Dinos tu opinión

doce − tres =