Se nos ha abierto puerta grande y eficaz

Se nos ha abierto puerta grande y eficaz

Pablo pudo identificar las oportunidades que se le abrieron al llevar a cabo la tarea de predicar el Evangelio. A los Corintios les dijo que él permanecería en Éfeso porque una puerta grande y eficaz se le había abierto (1 Cor. 16:9). De la misma manera, mientras que estaba en Troas identificó una puerta abierta en Macedonia (2 Cor. 2:12, Hechos 16:8-10). Aun así, él constantemente buscaba y oraba para que Dios abriera otra puerta para proclamar la Palabra (Col. 4:3). Hace casi 60 años el Señor nos abrió una puerta para que predicásemos la Palabra a través de la radio. A lo largo de este tiempo hemos continuado buscando y orando para que más puertas sean abiertas en diversos lugares. Conforme buscamos y oramos el Señor está respondiendo.

Karel con la dueña de “Radio La Auténtica”

Totonicapán forma parte de uno de los veintidós departamentos de Guatemala. Con una población de 476,000 habitantes, el 90% son de origen indígena. Las ceremonias mayas ancestrales continúan teniendo fuerte influencia en la vida religiosa de la mayoría de sus habitantes. Nuestro misionero Karel Golcher viajó a esta región para visitar emisoras radiales las cuales pudieran ser una puerta para la transmisión de nuestros programas. Una de las principales emisoras está ubicada a 9,000 pies de altura.
En su automóvil pudo llegar hasta un cierto punto, y a partir de allí tuvo que caminar por espacio de una hora y media hasta llegar a la emisora. El dueño de esta emisora al escuchar el programa de inmediato se rehusó a transmitirlo, argumentando que “los radio escuchas no están interesados en temas espirituales”. En otras dos emisoras en otras poblaciones, a los dueños les interesó el programa, pero solo lo transmitirían si pagásemos por el tiempo al aire. Llegando a la población de Tacajalvé pudo conversar con la dueña de “Radio La Auténtica”, la cual al escuchar el programa le agradeció a Karel por haberse tomado el tiempo de viajar hasta esta emisora. Ella comentó: “Aunque somos una emisora secular nosotros sabemos que nuestra audiencia necesita escuchar de Dios. Desde hace tiempo he estado buscando por programas de buen contenido bíblico, pero no he podido hallar nada”. Dios abrió las puertas en esta y en otras dos emisoras.
En San Francisco El Alto, uno de los principales pueblos de este departamento, cada viernes hay un mercado que atrae aproximadamente a 150,000 gentes entre compradores y vendedores. Las tres emisoras que aceptaron la transmisión de nuestros programas tienen una gran audiencia los viernes durante el “día de mercado”. Aún existen muchos lugares en Guatemala que no hemos podido alcanzar con el mensaje del Evangelio, así que mientras seguimos buscando y orando, el Señor está abriendo puertas. Ore para que Su Palabra pueda tocar corazones sensibles.

Gente en el mercado de San Francisco El Alto oyendo el evangelio a través de emisoras locales

Leopoldo distribuyendo ayuda a víctimas del terremoto

Por algún tiempo, HCJB y otras cinco emisoras en Ecuador estaban transmitiendo nuestros programas a pesar de que no teníamos misionero en este país. Después de orar por algún tiempo, el Señor respondió y el año pasado Leopoldo Miño y su familia se unieron a nuestro ministerio. Como sucede con todos nuestros misioneros, su prioridad sería visitar emisoras para dar a conocer nuestros programas. Nuestro pensamiento era que Dios abriría puertas de inmediato.
Sin embargo, conforme Leopoldo visitaba emisoras, algunos de los dueños mostraban interés en su transmisión, pero dado a que nuestros programas tienen al final una dirección en Paraguay, las regulaciones del gobierno no permiten que se den tiempos gratuitos a “programas extranjeros”. Esto nos daría como única opción el tener que pagar por las transmisiones. Sin embargo, Leopoldo tramitó una casilla postal en Guayaquil y añadió dicha dirección a nuestros programas. Al implementar este cambio Dios abrió las puertas para su transmisión en otras seis emisoras. En abril, un terremoto de 7.8 sacudió a Ecuador. Casi 800 personas perdieron la vida, y más de 27,000 sufrieron heridas.
Tres provincias sufrieron daños severos, y las gentes estaban desesperadas. En medio de esta catástrofe, otra puerta fue abierta para El Camino de la Vida. Con el apoyo de iglesias locales en Guayaquil, nuestro misionero coordinó los esfuerzos para proveer ayuda a muchas gentes que estaban en necesidad. Agua, alimentos, y ropa, fueron distribuidos en áreas afectadas por esta catástrofe. Junto con la ayuda material, también se proporcionó ayuda espiritual a todos aquellos que estaban viviendo la tragedia de perderlo todo. Actualmente tenemos veinticinco emisoras transmitiendo el Evangelio 250 veces a la semana en diversas regiones de Ecuador. Ore con nosotros para que conforme Leopoldo busca mas puertas abiertas, muchos escuchen y puedan darse cuenta de su necesidad de Cristo.

Leopoldo con el dueño de una emisora

Con una tremenda falta de alimentos básicos, manifestaciones públicas, y una inflación insostenible, Venezuela ha entrado en una gran crisis humanitaria, y no existe una solución que traiga alivio a la población. Hace ocho años, los dueños de varias emisoras que transmitían nuestros programas, anticipaban que sus licencias de transmisión serían canceladas si no se alineaban con la posición política del gobierno.

Francisco con el dueño de una emisora

Sin embargo, el Señor desea que estas puertas continúen abiertas en Venezuela. Francisco Arellano, se unió a nuestro ministerio hace un año y medio. Tanto él como su familia han experimentado la misma crisis que sus vecinos, pero en Cristo ellos cuentan con una fuerte ancla que les sostiene. Por lo tanto, ellos han estado buscando puertas abiertas para dar a conocer esta verdad a otros. Francisco ha estado metódica y estratégicamente visitando emisoras radiales en diversas regiones del país.
En este año el Señor ha abierto puertas en 34 nuevas emisoras radiales en Venezuela. A través de noventa y siete emisoras, las buenas nuevas de salvación en Cristo, son trasmitidas casi 1,500 veces a la semana, en un país que está a punto del colapso, y con una profunda necesidad de esperanza y seguridad. Mientras oramos, deseamos que el Señor nos permita continuar hallando puertas abiertas para eficazmente dar a conocer las Buenas nuevas de salvación.

Un radio escucha recientemente escribió lo siguiente:

“Hace unos minutos escuché uno de sus programas. Este era acerca del Salmo 22. Su enseñanza me impacto ya que estoy atravesando por un difícil periodo de pruebas en mi vida, y por momentos pienso que Dios no quiere escucharme. Pero al oír su programa me he dado cuenta que debo aprender a esperar en el Señor. Gracias por ayudarme en mi necesidad espiritual”.

Al iniciar este 2017, quiero agradecerle por su interés en nuestro ministerio. A la vez me gustaría invitarle a que se una a nosotros al enfrentar el reto de un nuevo año. Sus ofrendas durante el 2017 nos permitirán invertir en buscar más puertas abiertas para proclamar de una manera efectiva el Evangelio. ¿Podría en oración considerar esta invitación? Nuestra meta es continuar proclamando a través de la radio y los medios electrónicos el mensaje de la cruz. Usted puede hacer una donación por medio de paypal dando clic aqui

Agradeciendo a Dios por su vida, y con nuestra esperanza puesta en el Dios viviente (I Tim. 4:10)

Daniel Sandoval
Director Ejecutivo

Dinos tu opinión

3 + cinco =