Avance Evangelístico Radial

Avance Evangelístico Radial

Estimados hermanos:

Daniel & Reyna Sandoval

Cristo dijo: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”. Desde que mi esposa y pasamos a formar parte de El Camino de la Vida hace diez años, tuvimos la convicción de que el Señor nos estaba llamando a un ministerio que de manera fiel y efectiva proclama el mensaje del Evangelio en toda América Latina. En enero de este año, y luego de 20 años de fungir como director, el hermano Cornelio Rivera puso en mis manos la dirección de este ministerio. Al igual que como lo fue con el fundador, Florentino Toirac y con el hermano Rivera, mi deseo es que la gente en todo país de habla hispana pueda ser expuesta al mensaje de salvación en Jesucristo.

Durante el tiempo que llevamos en este ministerio, el Señor ha incrementado el número de emisoras que transmiten nuestros programas. En el 2002 había aproximadamente 500 emisoras en nuestra base de datos. ¡Al día de hoy, nuestros programas son transmitidos 12,000 veces por semana en poco más de 1500 emisoras! Esto significa un aumento significativo en el número de personas que están siendo confrontadas con el mensaje de salvación, y muchos están rindiendo sus corazones a Jesucristo.

René Hurtado bautizando a Emigdio

Emigdio es un ejemplo de ello. El conoció a Jesucristo como su salvador a través de una emisora cristiana que transmite nuestros programas en Trujillo, Perú. Habiendo nacido en un hogar católico, siempre consideró que con guardar sus tradiciones tendría asegurada su salvación. Un día al escuchar uno de nuestros programas, se dio cuenta que ni las enseñanzas ni las tradiciones que había guardado tenían respaldo bíblico. Al final de ese programa fue confrontado con la necesidad de aceptar a Cristo en su corazón. Estando solo en su casa, Emigdio aceptó el regalo de la salvación con toda convicción. Después de tomar un discipulado, Emigdio fue bautizado por nuestro misionero en Perú, René Hurtado. Emigdio expresó: “He hallado la verdadera felicidad en Cristo”. Agradeceremos sus oraciones para que muchos otros, al igual que Emigdio, puedan oír el mensaje y sientan la necesidad de solucionar su problema espiritual delante del Señor.

Edgar (camisa blanca) con Roberto Acuña y Cornelio Rivera

La proclamación del Evangelio a través de la radio en Asunción, Paraguay, fue el instrumento que Dios usó para que la vida de Edgar fuera transformada. Consciente de su necesidad de conocer más acerca de Dios, se puso en contacto con nuestro misionero Roberto Acuña y le compartió la manera como el Señor había tocado su corazón. Roberto le ofreció llevar a cabo un estudio bíblico semanal y Edgar aceptó. Con el paso del tiempo el resto de su familia fue transformada por el Evangelio. Conforme Edgar maduró en su vida espiritual, sintió el llamamiento para servir a Dios, por lo tanto tomó unos cursos de teología. Actualmente sirve a Dios en su iglesia juntamente con su familia. Edgar, sabiendo de la efectividad de transmitir el Evangelio a través de la radio, decidió patrocinar nuestros programas en una emisora local. Nos gozamos al ver como una persona fue transformada, y como a la vez esta persona está siendo un instrumento útil para llevar a otros a Jesucristo.

El mandamiento de predicar el Evangelio a toda criatura adquiere una relevancia especial cuando observamos como mucha gente en Latinoamérica vive en desesperación. Durante los últimos cuatro años, Méxicoha estado enfrentando una ardua lucha contra los carteles de la droga. Unas cifras dadas a conocer recientemente por el gobierno, revelaron que 34,612 personas han muerto desde diciembre del 2006. Esto incluye miembros de grupos delictivos, miembros de las fuerzas de seguridad, y gente inocente. Como se puede apreciar en el mapa, los carteles de la droga están diseminados en todo el país.

David Franco en una conferencia de pastores en la ciudad de México

Teniendo en cuenta estas circunstancias, nuestros misioneros Aland Guillén en San Luís Potosí, y David Franco en la ciudad de México, están visitando emisoras para dar a conocer nuestros programas. Sin embargo, a pesar de la evidente necesidad espiritual que impera en el país, los dueños de las emisoras se rehúsan a transmitir el único mensaje que puede traer esperanza y cambio a los corazones de las personas. Por favor, ore juntamente con nosotros para que el Señor toque los corazones de los dueños de estaciones radiales, y así más gente sea expuesta al mensaje de esperanza en Jesucristo.

Al igual que en México, en varias regiones de Honduras, los carteles de la droga están haciendo evidente su presencia. Esto es notorio por el creciente número de gente adicta a las drogas, y por el aumento en la violencia que estos grupos generan.

Melvin Zelaya visitando una emisora en Catacamas

En Catacamas, nuestro misionero Melvin Zelaya visitó recientemente 16 emisoras que ya transmiten nuestros programas, y otras cuatro aceptaron transmitirlos. Yendo caminando de regreso al lugar en donde estaba hospedado, el dueño de una emisora le ofreció a Melvin llevarle en carro. Dado a que él tendría que caminar varias cuadras decidió aceptar el ofrecimiento. Al llegar al hotel se bajó del auto y se dirigió a un restaurant cercano. Mientras estaba comiendo escuchó detonaciones de armas y de granadas. Varios vehículos circularon provocando una gran balacera. Durante cuatro horas las autoridades se enfrentaron con un grupo delictivo, el cual estaba intentando hacer aterrizar una avioneta cargada de drogas. Posteriormente Melvin se enteró que el tiroteo inició unos minutos después de ser recogido por el dueño de la emisora justamente en la calle que él vendría caminando. Seis traficantes murieron y varios más fueron aprendidos. El Señor protegió a nuestro misionero enviando al dueño de esta emisora, y evitando así que Melvin se hallase en medio del fuego cruzado. Sus oraciones para que nuestros programas puedan transformar los corazones de los habitantes en Catacamas son vitales.

Por más de cincuenta años, El Camino de la Vida ha predicado el Evangelio y el Señor ha tocado corazones como el de Emigdio en Perú, y el de Edgar en Paraguay. Sin embargo, ¡mucha hay gente que aún debe de escuchar este mensaje! Con su apoyo en oración y sus ofrendas podremos llevar a cabo la gran comisión. A aquellos de ustedes que ya nos sostiene les damos las gracias. Si usted aún no lo ha hecho, le invitamos a unirse a nuestro ministerio, solo llene y envíenos el volante adjunto. Sus ofrendas nos permitirán llevar el mensaje de salvación a México, a Honduras, y a muchos otros países en donde la gente debe escuchar el mensaje antes de partir a la eternidad. ¡Está comprobado que la radio es un medio efectivo para llevar a cabo esta tarea!

Poniendo nuestra esperanza en el Dios vivo (I Timoteo 4:10)

Daniel Sandoval

Director

LE INVITAMOS A UNIRSE A NUESTRO MINISTERIO