Daniel Sandoval – Winona Lake

Daniel Sandoval – Winona Lake

Acerca de Daniel Sandoval, Director Ejecutivo

Daniel Sandoval – Director Ejecutivo

Daniel & Reyna Sandoval

Obtuvo su licenciatura en Teología en el Seminario Teológico Centroamericano en 1998.  Ha trabajado en el ministerio pastoral  en diversas iglesias en Guatemala y en México. En el 2002 inició la plantación de la “Iglesia Hispana de Warsaw” en el estado de Indiana.

Desde enero del 2002 hasta diciembre del 2010 ocupó el puesto de Coordinador de Ministerio.  A partir de Enero del 2011 asumió el puesto de Director Ejecutivo de “El Camino de la Vida”

Dios me llamó a servirle a tiempo completo junto con mi esposa a finales de 1995. Desde entonces Él ha ido moldeando y preparando nuestras vidas para poder servirle a través del ministerio de El Camino de la Vida con integridad y compromiso. Durante mi primer año de estudios en el Seminario un misionero me preguntó en qué área deseaba servirle una vez que terminara mi tiempo de preparación teológica. Mi respuesta inmediata fue que mi deseo era poder servir de enlace entre iglesias dispuestas a apoyar la labor misionera y hermanos que estuviesen llevando a cabo la tarea de evangelizar en países latinoamericanos. Para que Dios cumpliera ese propósito en mi vida fue necesario pasar por un periodo de entrenamiento en la labor pastoral. El haber trabajado en una iglesia pequeña y humilde en Guatemala por tres años, y el aprender acerca de la importancia de ejercer un liderazgo caracterizado por los principios bíblicos durante el pastorado que ejercí por casi tres años al salir del seminario, fueron elementos esenciales que Dios usó para finalmente permitirme servirle en este ministerio. Han pasado ya diez años desde que mi esposa y yo nos unimos a este ministerio y Dios ha ido confirmando y preparándonos para mayores retos en la obra del Señor. Fue un gran desafío el asumir la responsabilidad de supervisar y dar seguimiento a la labor que desarrolla cada uno de los misioneros de El Camino de la Vida siendo Coordinador de Ministerio. Por la gracia de Dios se ha podido establecer un fuerte vínculo ministerial y de amistad entre cada uno de nuestros misioneros, sus familias, y la oficina central del ministerio. La meta ha sido el poder desarrollar un ministerio integridad, cumpliendo en todo momento con el objetivo de alcanzar a los perdidos a través de la exposición de la Palabra de Dios en la radio.

En enero del 2011 fui invitado por parte de la junta directiva a tomar la dirección general de este ministerio. Sabiendo que es Dios quien nos llama y junto con su llamamiento es Él quien nos capacita,  ha sido un privilegio el poder llevar adelante un ministerio que tiene que ver directamente con la salvación de almas. Uno de mis objetivos primordiales es el poder dar a conocer en iglesias y con creyentes lo que Dios está haciendo en Latinoamérica a través de los programas radiales que producimos. Esto con el propósito de que Dios supla todo lo necesario para continuar con la tarea que Él ha puesto en nuestras manos a través del apoyo espiritual y financiero de aquellos que sostienen al ministerio De El Camino de la Vida.  Por otro lado el mantener contacto con cada uno de nuestros misioneros permite que el enfoque y el alcance de nuestro ministerio estén siendo constantemente evaluados. Es mi oración que Él nos permita mantenernos enfocados en aquellos para lo cual el Señor nos ha llamado.

Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura”. Marcos 16:15

Si usted no conoce a Jesucristo le invitó a que conozca el plan de Dios para la eternidad leyendo Su Palabra y entendiendo que solo en Cristo se puede hallar la vida eterna y el perdón de pecados. Si usted ya le conoce le animo a que utilice nuestros materiales para compartir el Evangelio. Su iglesia puede ser instrumento vital en dar a conocer el evangelio a través de la radio por medio del patrocinio de estos. Si desea recibir un CD gratuito de nuestros programas solo escriba a nuestro correo radio@elcaminodelavida.org .Sera una bendición para nosotros el ayudarle a compartir el plan de salvación con aquellos que le rodean.