Argentina – Daniel Sarmiento

Argentina – Daniel Sarmiento

Nos regocijamos en nuestro Señor por la fuerza y la paz que Él nos da para servirle a pesar de la condición física de Carolina. Por el momento ella está requiriendo del apoyo de mis hijos y mío. Hay dos vertebras que tiene totalmente deterioradas. De alguna manera su sistema óseo se ha visto afectado por la quimioterapia. Unos estudios han mostrado que su hígado está afectado. Posiblemente iniciará otro tratamiento con quimioterapia. A pesar de esta y otras situaciones hemos podido ver la fiel presencia de Dios en nosotros.

Carolina Sarmiento compartiendo acerca del ministerio radial en una video conferencia con una iglesia en Buenos Aires

En los últimos tres meses he podido contactar 19 emisoras radiales, dos de estas por primera vez. Alabamos a Dios porque ambas aceptaron transmitir los programas. Una emisora está en Villa Ángela, en la provincia del Chaco, una región en donde solo tenemos un par de emisoras. El conseguir una más significa una gran bendición. La dueña de la emisora me dijo que escuchó los programas en otra emisora y le agradó la forma como fue expuesta la Palabra de Dios, por lo tanto aceptó transmitir los programas. A la vez ella me contactó con otro creyente, dueño de otra emisora en la ciudad de Resistencia. Este también aceptó transmitirlos. La población en este lugar es de 300,000 habitantes. Nuestra oración es que muchas personas en esta región respondan al mensaje de salvación.

Un grupo de damas de una iglesia en la región de Buenos Aires que conocía algo acerca de nuestro ministerio nos contactó por Skype. Su interés era saber más acerca de la condición física de mi esposa. Sin embargo durante la video conferencia ella pudo compartir no solo acerca de su salud sino también acerca de nuestro servicio a través de El Camino de la Vida. Los hermanos de esta iglesia se comprometieron a orar regularmente por la salud de mi esposa y por la expansión del ministerio radial. ¡Gracias por orar por nosotros! Pido sus oraciones específicamente para que el Señor pueda aliviar del dolor y las molestias que Carolina ha estado sufriendo estos últimos años.

Dinos tu opinión

cuatro × 2 =