Colombia – Luis Prada

Colombia – Luis Prada

Luis Prada

Luego de visitar 24 emisoras para dar a conocer nuestros programas, quince de estas accedieron a transmitirlos luego de escuchar la calidad y el contenido de cada programa. El director de una emisora que transmite en una cárcel me contactó para compartirme lo siguiente: Sus programas fueron evaluados por los oficiales de la emisora. La razón por la que decidieron transmitir los programas fue porque notaron que en ningún programa se solicitaban ofrendas. Los mensajes son interesantes y de mucha ayuda para los radioescuchas”. También tuve la oportunidad de viajar a San Antonio de Tachira, en Venezuela, para visitar a un pastor que tiene contactos con varias emisoras radiales. Luego de escuchar los programas él me llevó con los directores de tres emisoras. ¡Gracias a Dios las tres emisoras aceptaron transmitir los programas!

Es una gran bendición el saber que nuestros esfuerzos en buscar nuevas emisoras dan como resultado que la gente conozca de Cristo. El dueño de una emisora que transmite los programas cortos me llamó para decirme que un operador que estaba saliendo del edificio alcanzó a escuchar el programa. En ese momento sintió la necesidad de escuchar más programas. Por lo tanto fue con el director para solicitar si podría escuchar toda la serie de programas. Una semana después este operador devolvió el CD expresando que cada uno de estos habían servido para traerle esperanza y gozo a su corazón. Como resultado el director de esta emisora está considerando la posibilidad de transmitir también los programas de 15 minutos.

Prisión en donde Pedro aceptó a Cristo

Pedro durante un estudio bíblico con Luis Prada

Pedro es otro ejemplo de cómo el Señor está tocando corazones a través de la exposición de Su Palabra. El pasó varios años preso. Durante este tiempo él tuvo la oportunidad de escuchar varios de nuestros programas. Bajo estas circunstancias Dios me permitió visitarle para explicarle el plan de salvación. Como resultado él abrió su corazón a Cristo.

Al salir de la cárcel Pedro y yo iniciamos un estudio bíblico. Al recordar su pasado Pedro reconoce que antes de aceptar a Cristo él había sido muy rudo con su esposa además de un mal ejemplo para sus hijos. Durante nuestra conversación recordó con agrado el momento cuando aceptó a Cristo como su salvador. Por ahora su deseo es terminar su discipulado, ser bautizado, y que sus hijos conozcan al Señor.

Celmira fue la primera en responder al mensaje del Evangelio

Hace varios años Celmira escuchó nuestros programas en la radio y aceptó a Cristo en su corazón. Mi suegro y yo fuimos el instrumento que Dios usó para que ella creciera en su vida espiritual dado a que ella decidió asistir a nuestra iglesia. Con el paso del tiempo el resto de su familia también aceptó a Cristo. Sin embargo Carmen, su mamá, mostró una fuerte oposición al Evangelio. A través de los años tanto mi suegro como yo logramos establecer una buena relación con Celmira y con el resto de la familia.

Posteriormente Carmen aceptó a Cristo como su Salvador

Carmen comenzó a notar cambios en la vida de su hija Celmira y tomo cierto interés en la Escrituras.

Como resultado de muchos años de fumar, recientemente a Carmen le fue diagnosticado cáncer en la garganta. Está situación me permitió visitarla más seguido para orar  con ella y compartirle pasajes de la Bíblicos. Luego de cinco meses de visitas constantes, finalmente Carmen abrió su corazón a Jesucristo. Durante los últimos meses de su vida ella se deleitó en el estudio de la Palabra de Dios. El mes pasado ella pasó a la presencia del Señor. Celmira y su familia me pidieron que yo dirigiera el culto funeral. Esta fue una buena oportunidad de compartir el plan de salvación al resto de la familia y a amigos de Carmen que aún no conocen a Cristo.

Dinos tu opinión

15 − siete =