Cumpliendo con la Gran Comisión

Cumpliendo con la Gran Comisión

A través de los años Chile ha sido considerada una Sociedad relativamente conservadora. Muchas de las tradiciones arraigadas desde la época de la colonia eran observadas por un gran sector de la población chilena durante el siglo veinte. Sin embargo, a lo largo de las últimas cuatro décadas muchas de estas tradiciones se han ido abandonando paulatinamente, siendo esto más en estos últimos años. La presidenta que terminó su cargo hace un par de años impulsó varias iniciativas de ley, las cuales reflejaban una agenda bastante progresista y secularista. De acuerdo a una encuesta, actualmente cerca del 25% de la población se considera atea. Esto pone a Chile en el tercer lugar, con respecto a países latinoamericanos, con aumento pronunciado en cuanto al pensamiento ateísta (Cuba y Uruguay ocupan los primeros dos lugares). Las iglesias evangélicas están tratando de tener cierta presencia en medio de la sociedad chilena, pero desafortunadamente, la infiltración de falsas doctrinas en varias denominaciones, y la proliferación de movimientos neo-pentecostales, hacen difícil el poder esparcir el mensaje del evangelio en medio de una sociedad que urgentemente necesita escuchar las verdades bíblicas. Como ministerio, nuestra misión es el poder apoyar a las iglesias en Chile en la tarea de proclamar el mensaje de salvación en Cristo. A partir de junio de este año, Daniel Huenulaf ha tomado la responsabilidad de seguir incrementando el número de emisoras transmitiendo nuestros programas. Actualmente Dios ha abierto puertas en 107 emisoras para que el Evangelio llegue a muchas poblaciones de Chile. Agradeceremos sus oraciones para que mucha gente que ha sido engañada por Satanás con la idea de que Dios no existe, puedan abrir sus corazones a Cristo.

Conforme nos esforzamos en llegar a más gente con el mensaje de salvación, agradecemos a Dios por proveer lo necesario para que nuestros programas sean producidos y distribuidos para su transmisión en todos los países de habla hispana. A usted le doy las gracias por ser parte de nuestro ministerio por medio de sus oraciones y su fiel apoyo económico.

Dinos tu opinión

veinte + seis =